Reseña #133: Sueños de Piedra - Iria G. Parente || Selene M. Pascual

miércoles, junio 28, 2017





Título: Sueños de Piedra
Autor: Iria G. Parente || Selene M. Pascual
Año de lanzamiento: 2015
Editorial: Nocturna Ediciones || Lecturalia Mx
N° de páginas: 569
Calificación en GoodReads: 
⋆ ⋆ ⋆ ⋆




Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. 

Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. 

En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado. 

Érase una vez...




Sueños de Piedra
es un libro que vi en infinidad de cuentas en Twitter e Instagram por mucho tiempo y que cuando me enteré que lo traerían a mi país me emocionó mucho...había leído tantas reseñas hablando maravillas de esta historia que me pudo más la curiosidad y la influencia de todo lo que decían así que apenas tuve la oportunidad lo pedí y miren que cosa...me complace decirles que si tienen la oportunidad o se lo topan en algún lugar cuando anden de compras, lo lleven a casa consigo porque les va a encantar y es que no es una historia más de princesas en apuros o prisas por romper alguna maldición impuesta por un malvado hechicero...

Es una historia que muestra la realidad de nuestros tiempos con la imaginación y astucia de un cuento como tal. Los personajes me han parecido bien estructurados y el desarrollo de las aventuras, que a pesar de ser un libro bastante gordito, nunca perdió el hilo ni dejó sin responder pregunta alguna. Además, yo añadiría que es un gran libro de perspectiva, porque si pensaba que mi vida era difícil o estaba de alguna manera perdida...pues no, la verdad es que la hay peores y yo tengo bastante suerte. Que cosa, ¿no? Es lo que esperé encontrar en mi lectura del último libro de Isabel Allende este mismo mes y resultó siendo una total decepción...capaz les cuento, aunque no quería reseñarlo. Tal vez sí. 

Los protagonistas son Lynne: una prófuga, Arthmael: un príncipe arrogante, Hazan: un hechicero torpe, lord Kenan: un maldito y Jacques: un títere. Cada uno de ellos tiene su momento de brillo en las páginas de la historia creada por Iria y Selene, que diré, ha sido brillante en el descubrimiento final...un ser humano no malvado pero sí avaro que, venga, no vi venir hasta que de hecho me estampó en las narices el poder que significa tener astucia e inteligencia para ser armas mortales. Tal cual. 

Sí, ese mapita chulo viene dentro. Perfecto.


La única cosa que quizá no me calzó fue el romance que era obvio pero que salva por completo a los personajes y que no es apresurado, es renuente en principio, lento, apasionado, paciente y finalmente, real. Al menos para ellos. La verdad es que si yo fuera una de las narradoras diría: "Pues sí, que se hacían bien el uno al otro", y miren...es que yo no ando con la vena romántica en estos días y estos dos me tocaron. Lynne me duele y Arthmael es como...no sé, la cura. Ya, ya, y digo que no tengo romance en mí...que chasco. Me ha encantado, ya, lo he dicho. 

Por favor, no lo hagan película, serie ni una de esas cosas horribles que se hacen estos tiempos. Por favor. Por favor. Dejen historias así tal como están.

Espero, chicos, que se animen a leerlo y que les guste, si alguno ya lo leyó, cuénteme que le ha parecido, yo...siempre dispuesta a fangirlear, por los siglos de los siglos. 

Xx



Reseña #132: Hija de las Tinieblas: Reclama el trono - Kiersten White

lunes, junio 12, 2017




Título: Hija de las tinieblas: Reclama el trono
Autor: Kiersten White
Año de lanzamiento: México, 2017
Editorial: VRYA
N° de páginas: 486
Calificación en GoodReads: 
⋆ 









SU COLUMNA VERTEBRAL ERA ACERO; SU CORAZÓN, UNA ARMADURA; Y SUS OJOS, FUEGO



Nadie espera que una princesa sea brutal. Pero Lada, la hija de Vlad Drácula, siempre lo fue. En cambio, su hermano Radu es un joven gentil, inteligente y sensible. Todo lo que Lada y su padre desprecian.

Cuando Drácula condena a sus hijos al destierro y los deja en manos del sultán otomano, Lada y Radu conocen a Mehmed. Por primera vez, Radu siente que tiene un verdadero amigo y Lada tal vez encuentre en él a alguien por quien valga la pena sentir algo. Para Radu, el imperio otomano es su hogar. Para Lada, el enemigo. Ella será capaz de sacrificarlo todo con tal de volver a su amada tierra.

Lada, Radu y Mehmed crean un triángulo oscuro y apasionado, que desafiará todas las reglas, lealtades y sentimientos.





Durante un tiempo esperé con emoción leer esta historia, porque no me pintaba a la protagonista como la hermosa princesa de un reino que lo perdería todo para aprender a luchar, que me decía que era ruda desde el inicio y para nada frágil, eso me llamó. Además de que había comenzado a leer otro libro de esta misma autora y su forma de escribir y la ironía en sus palabras era muy entretenida, me esperé esto como algo parecido, incluso más divertido, pero...La historia de Lada, Radu y Mehmed es una de esas que no tienen pies ni cabeza, y siento un poco de tristeza porque el potencial de introducción a esta saga era enorme.

Primero quiero decir que leí muchas reseñas positivas, en mi caso, voy a diferir y contar que ha sido, quizá, la lectura más pesada que he tenido en lo que va del año, el progreso desde el nacimiento de los personajes hasta lo que llega como su primera, digamos, conquista de una batalla...territorio, títulos, y lo que implicaba vivir y ser herederos o merecedores de un título. El caso es que es poco resaltable lo que ha sucedido con Lada, creció siendo salvaje a pesar de los intentos por instrucción para ser dama, se revela, es astuta, ágil, y muy fría...las últimas tres cosas sí que me gustaron. Pero el libro como introducción fue demasiado largo, demasiado rodeo y muy repetitivo, lo que le resto vida al mundo increíble que la autora tenía en mente, que se logra vislumbrar.

Radu es el hermano menor de Lada y a mi parecer, sobra. No siento que aporte algo realmente interesante aunque sí, es observador, tanto sentimentalismo y necesidad que muestra es desesperante. Venga, que me identifiqué demasiado y por eso me cae tan mal. Lo siento mucho, por mí. 

En el lado de Mehmed, la verdad es que tiene cierto crecimiento como personaje, es un poco despistado pero el objetivo principal con él siento que se cumple a partir de su toma y dirección de los Otomanos, que son, antes de la llegada de Lada y Radu a su pueblo, el enemigo principal del padre de los chicos, Vlad Drácula. Y no, no es ESE Drácula, como él ninguno, jamás, ninguna en esta vida y en todas las que vengan. Este es solo el uso de su nombre sin llegar a sus tobillos...como ha sido desde siempre. 

En conclusión, no he disfrutado de esta lectura, ni como historia ni como introducción, sé que muchos sí lo hicieron y me encantaría que me comentaran los motivos específicos de ello, porque de verdad me intriga saber qué pasó conmigo como para no conectar con una historia de una heredera que nació siendo salvaje y sanguinaria, de esas que primero te patean el trasero y luego te preguntan qué hiciste...porque esas son mis favoritas pero Ladislav no lo logró conmigo y con todos los demás sí...me puede la curiosidad.

Es todo lo que puedo decir hasta ahora, gracias por seguir acá y, les debo la celebración del segundo aniversario del blog...quizá para fin de año, si es que sigo por acá, uno nunca sabe...xx


Sigue con






Improbables

viernes, junio 09, 2017


Querido:

Somos ese mínimo porcentaje de probabilidad que al universo se le escapó por una de las grietas que tiene repartidas en su infinita extensión, tan mínimo que está comenzando a succionar, ¿qué cómo lo noto? Es fácil, desde que pronuncié las palabras guardadas por años y tú, les diste nombre de "Segunda oportunidad" las horas se hacen nada, los días ni parecen eso, ¿y qué te digo de las noches? Esas ni siquiera existen, se nos van entre los dedos y aunque cuando más cómodos estamos y nos miramos directo a los ojos ambos vemos en el otro las palabras flotando: "No es suficiente" pero callamos, nos damos un beso, un abrazo, un roce de manos, o una simple sonrisa en la oscuridad que nos rodea

¿Oscuridad?

Sí, querido, es que ambos estamos a oscuras en esto. Andamos con los ojos cerrados, tanteando el camino, conociendo lo que muchos no tienen la suerte, ¿o es desgracia?, de conocer entre mejores amigos

Alguien dijo: "Salió de la friendzone" y yo me reí porque sonó tan estúpido y no quise decirle que eso no existe. Que nosotros seguimos siendo mejores amigos, que tener un título distinto nos parece una mera formalidad porque seguimos hablando, o en nuestro caso callando cosas

Tenemos problemas de comunicación

Con todos alrededor pero no entre nosotros, porque yo no soy capaz de compartir todo con otra persona, y tú, cariño tu eres el ser más callado que conozco. Pero en la intimidad nos decimos todo. Sin pena. Sin dolores pasados. Sin esperanzas futuras. Sin pudores. Con confianza. Con certeza de que somos entendidos y es que antes he dicho que somos como una de esas trágicas y maravillosas historias de amor de Isabel Allende. Así, justo así estamos. Lo nuestro es como lo de Franciso e Irene...solo que con mil grados de menos drama y espero, de verdad, que no nos toque huir a través de un cerro y sobre un burro porque aunque monto a caballo desde pequeña a verdad es que los burros me dan desconfianza, pero tú puedes ir sobre él y yo caminaré a tu lado...¡qué ridícula imagen! Espera que te la cuente, me vas a mirar con una sonrisa irónica en el rostro y yo te diré que eres un tonto, te reirás fuerte y preguntarás porqué para rematar diciendo que no entiendes las novelas que leo y yo te diré que te calles, y luego me pedirás que te explique todo el contexto de la escena que te conté y de la que no te reíste, mientras estamos abrazados, porque en 10 años escasamente nos tocamos, pero las últimas tres semanas no podemos mantenernos sin un roce por mínimo que sea

Estamos perdidos, ¿sabes?

Te cuento mis miedos y te limitas a mirarme, dar un apretón a mi mano y a no decir que va a estar bien, que no pasa nada, que es así cómo se aprende. No lo dices porque sabes que yo lo sé, pero que de momento estoy paralizada y que no lo proceso, pero lo haré en cuanto me calme, así que eso haces...calmarme

Tú hablas de todos los planes, de tu frustración con una porción de ti que está lejos y que aun no procesas tener en la vida, me cuentas tus deseos, que son muy extraños de escuchar pero que entiendo porque aunque los míos son distintos no dan el sentimiento de separarnos, sino de estirar el espacio para que quepan más confidencias entre nosotros, así que yo hablo...porque donde tú me calmas con silencio, yo te calmo con palabras

¿Por qué dije que somos improbables? 

Porque yo soy injusta, mimada, berrinchuda, grosera, impaciente, viciosa y encima mi mente está jodida, eso pienso e incluso me han confirmado algunos puntos, tan certero. Y siendo así y tú, siendo todo lo desesperante hasta lo infinito que eres, aunque vivimos discutiendo por cosas tan pequeñas al final siempre, siempre terminamos a carcajadas al caer en cuenta de lo ridículos que nos vemos. Eres un bichito raro. Y te odio, te odio tanto como te amo. Gracias por poner en palabras todo lo que yo no sé decir y gracias por callar cuando lo que yo digo sale mal para esperar pacientemente para explicar. No eres perfecto, aunque en los escritos parece que lo eres. Pues no, no lo eres pero para mi imperfección eres la pieza que encaja, vamos a dejarlo así


Diario Sin Cuenta

miércoles, junio 07, 2017


No tengo la estabilidad mental para lidiar con...bueno, prácticamente nada.

La cosa es ésta, después de casi dos meses hoy he vuelto a tener un ataque de ansiedad, por eso estoy aquí, contándoles, ¿qué cosa no? Pero no pueden decir que no lo advertí antes, porque en todas las entradas del Diario Sin Cuenta les he repetido que yo no escribo cuando estoy feliz (con lo que me pongo en evidencia en el blog literario porque resulta que sí, he escrito cosas que no son tristes), en fin, el ataque de hoy se debió a mi mal manejo de carácter, como siempre, salvo que esta vez no me hundí en tristeza sino en molestia, y es que hasta ahora que estoy más calmada (aunque necesitada de un cigarrillo y justo ahora no puedo salir pitando a comprarlos) me doy cuenta que muchos tenemos un problema enorme.

Y es que terminamos estudiando algo que no nos gusta y por eso resultamos una mierda a la hora de brindar atención a otra persona, claro que me refiero a aquellas almas poco...digamos, afortunadas. No como yo, si yo estoy así de jodida es por decisión propia, ya sin culpar a externos porque el problema fue mi lengua comida por el mentado ratón y mi muy arraigada manía de complacer a los demás y no a mí misma, gracias a mí, por nada. Por eso siempre trato bien a quienes me toca atender, ellos no tienen la culpa de mis malas decisiones, o las no tomadas decisiones. 

La cosa es esta, la bomba llamada Lengua venenosa de Libni estalló cuando en dos servicios médicos, a mi madre, que estaba muy mal en esos momentos, no quisieron atenderla, pues mira que bien, no es ninguna sorpresa, así se vive en mi país, o puede que en todos...menos en Asia, todo lo que veo de ellos es la puta perfección, algo sucio esconden, lo presiento. En fin, que parece que el universo quiso que me topara con otras almas atormentadas y aburridas de sus vidas, ¡ja! casi podría llamarlos mis almas gemelas y miren que bonito, que tenemos en común el poder de herir con palabras y parecer desalmados, fríos y filosos cuando estamos en momentos de estrés masivo...hacía tiempo que no me veía a mí misma despotricar contra otro, pero porque era directamente contra mí alguna falta y entonces me hago pequeña, me lamento y sí, bien me han dicho: "Pobrecita Lib, pura mierda en su vida" pues no, cuando se trata de la única persona por la que recibiría las peores tragedias en el mundo sale mi monstruo...ella misma le llama salir de la cueva, porque dice que ni me reconoce cuando se me pone la careta sin expresión y que mis ojos dan miedo, que mis palabras cortan, que no le gustaría ser receptora de tal momento...chicos, que hasta yo me he asustado de su descripción. Que mierda ser yo, ¿no?

No tengo idea, no me he visto y esta es la primera vez que me detengo a pensarlo, sólo porque ella al fin está descansando un poco y yo puedo respirar porque la veo tranquila.

Entonces, me he desviado...la cosa es que estoy un poco preocupada porque la humanidad está en decadencia y nos damos el lujo de ser groseros en los peores momentos, me pregunto si en la carrera de medicina, enfermería, trabajo social y todos los acordes con la salud les dan una clase para insensibilizar, para ser más lentos, para no tener tacto y para, en efecto, parecer ser los odiosos del momento...algo como: "Debes poner expresión de estar cagándote en alguien para exasperar al paciente" ¿o es que acaso estudiaron eso porque ya venían programados así? No, no creo, les he contado sobre El buen don Rafa y él no es así...y bueno, la entrada era para desahogar lo de mi ataque de ansiedad pero ya pasó, así que, está bien. 

Reseña #131: El juego de las extrañas - Cylin Busby

lunes, junio 05, 2017




Título: El juego de las extrañas
Autor: Cylin Busby
Año de lanzamiento: México, 2017
Editorial: VRYA
N° de páginas: 392
Calificación en GoodReads: 
⋆ ⋆ ⋆ 







Sarah desapareció. Su familia está devastada, excepto Nico, su hermana. Ella, por primera vez, siente paz porque se pudo librar de las maldades e Sarah

Pero cuatro años más tarde sucede algo inesperado: Sarah regresa. Aunque está...diferente. Es muy distinta de esa chica que se había tragado la tierra. Y la amnesia que padece provoca que todo se vuelva cada vez más extraño. ¿En dónde estuvo? ¿Qué le sucedió el día en que desapareció?







Hola, chicos
¿Qué tal les va la vida? Espero que todos bien, alegres, contentos, maravillados, fabulosos...bla bla bla :)

Hoy les voy a contar sobre este libro que leí en menos de 24 horas, realmente lo leí en menos de ese tiempo, creo que he roto mi propio récord, no sé como es posible pero pasó...
El juego de las extrañas es un libro que vi en las novedades de la editorial VRYA México y que me llamó la atención por su oscura portada, no sé, me olía a algo que me podía asustar, y no fue hasta que tuve la copia en mis manos que me fijé en el arte de dicha edición, lo primero que pensé fue: Vale, "Repite Bloody Mary tres veces" jajajaja, luego no lo quería leer por eso, porque soy marica, ya me voy calando sola, debe ser la edad, el caso es que igual lo pospuse y ayer a mediodía terminé un cliché de lo más entretenido que les reseñaré luego porque merece que me ría mientras lo hago, y miré al librero esperando encontrar algo para el resto del día...y pues nada, El juego de las extrañas me dijo: "Hey, Libni, ábreme que mi hermanita y yo tenemos algo que contarte" 


Tal que me quedé con la expresión de ese chiquilin cuando comencé y por más pendientes que tuve en el día y que dormí como un tronco por la noche y mis deberes mañaneros del día siguiente me dejaban con poco tiempo libre las páginas pasaban y pasaban y pasaban y pasaban más...y casi 400 en menos de 24 horas, menos de 12 podría incluso decir, en mí....venga que eso ya es raro porque mi anciana cabeza se distrae por todo, al caso que una vez que Nico dijo: "En realidad, el teléfono nunca sonaba en la línea de ayuda..." me prende y no lo solté a menos que fuera estrictamente necesario

La historia nos cuenta sobre la desaparición y el posterior reencuentro de Sarah Morris con su familia tras cuatro años de ausencia. Nos la cuenta Nico en capítulos cortos y que me dan la sensación de ser confidenciales entre ella y yo, y breves flashbacks de a quien llegamos a conocer como Sarah pero, ¿realmente es ella?

Porque hay quienes aseguran que la chica que volvió a casa de los Morris; no es Sarah

Lo cierto es que el haberme hecho con este libro me ha resultado todo un acierto y lo recomiendo mucho porque aunque no es un premio Nobel de literatura o un Pulitzer para el caso, la autora tiene este don de manejar las palabras de tal manera que dudas de las teorías que te haces con el paso de los capítulos, la narrativa es muy fluida, los hilos de la historia se entrelazan en los momentos correctos y quedaron poquísimas cosas inconclusas, pero no le veo el problema porque no eran personas o situaciones relevantes para el desarrollo de los acontecimientos

Así que eso es todo por hoy chicos, si alguien ya lo leyó espero me pueda contar qué le ha parecido la historia de estas chicas y si hay alguien que se interese en leerlo no dude en escribirme en cualquiera de mis redes sociales para fangirlear o para sacar teorías, ¡los leo en comentarios!

Xx




Tiempo medido

viernes, junio 02, 2017


Querido,

Han sido los días más felices de mi vida, las mejores mañanas, las mejores noches, los mejores besos que he recibido jamás. Te repito siempre que puedo lo feliz que soy de que seas tú quién está a mí lado, por un tiempo.

¿Sabes? No me molesta en absoluto saber que tenemos el tiempo medido, aun no siento dolor por saber que te vas, aun no siento dolor por pensar en soltarte, lo único que puedo sentir es un nido de mariposas escandalosas que me hacen repetir todos los te quiero que tengo atorados en la garganta y que repito en mi cabeza pero sin dejar que lleguen a mi boca

Lo has dicho tu primero y el mundo brilló en ese instante

- Te quiero

Y fueron las palabras más hermosas que jamás creí que fueran dirigidas a mí, por ti. Por toda respuesta, en ese momento solo sonreí y te besé, breve, firme. Fue mi mi forma de decir que también te quiero y me acomodé en tu hombro

- ¿Estás llorando? -preguntaste
- No, ¿por qué?
- Tus ojos se ven brillantes -y acariciaste el costado de mi cuerpo
- No son lágrimas

Y sonreíste

A veces, tú y yo no necesitamos palabras para entendernos. A veces solo sentir la presencia del otro, un roce, una mirada, un leve suspiro, un movimiento, nos basta para saber dónde estamos y si estamos llegando juntos o necesitamos un momento más

Usamos nuestros nombres de pila. Yo no he sentido necesidad de llamarte amor, o alguna de esas chorradas, porque amor es tu nombre completo para mí. Tú no me has llamado más que cielo, y eso porque noté que se te escapó, tu cara de susto aun me hace reír, luego comenzaste a llamarme chiquita, y te pedí que no lo hicieras pero lo haces para molestar porque te encanta mi ceño fruncido, mi boca apretada en disgusto para poder suavizarla a besos, dices. Y te odio porque al final siempre termino sonriendo y diciéndote que eres un terco y que me caes mal, pero en secreto...no tan secreto ahora que lo escribo aquí, la verdad es que me encanta que sepas que tu boca puede hacer lo que sea con mi estado de humor. Que jodido eres. Te odio. 

Te odio por un millón de razones distintas.
Las mismas razones por las que cada noche me voy a la cama sonriendo, porque toda tu terquedad, por un tiempo, es mía.

Esta última semana he pesado mucho en varias de las parejas disparejas que a Isabel Allende le encanta juntar en sus escritos, por lo general no terminan juntos, porque la vida real es así. ¿Sabes querido? En mi mente somos una de sus parejas, esos que crecieron juntos y terminaron conociéndose más de lo que ellos mismos imaginaron. Amándose a su manera, a su tiempo, en su forma, que se descubrieron aunque fuera un poco tarde pero que al final de sus vidas se recuerdan...no estamos en el final de nuestras vidas, o puede que sí, porque nadie sabe hasta donde va a llegar pero, al menos de mi parte, aunque suene cursi como el infierno, tú siempre vas a ser el recuerdo especial de cada experiencia que aunque ya vivida, tu cuerpo y tu ser reformó para mis recuerdos y arruinó a los demás en el futuro. Por que sí, me has arruinado. Te odio de nuevo. Porque amaré, estoy segura, pero a nadie como a ti.